Sostenibilidad

Consejos para rentabilizar tus compras

Normalmente cuando adquirimos productos en la línea de residuo cero, naturales, ecológicos, etc. suelen ser más caros que los convencionales. Pero nuestro amor por el planeta y por la vida en general hace que hagamos un esfuerzo y los compremos.

Pero ¿y si te digo que muchas veces incluso salen más baratos que los convencionales?.

En general todos siempre nos van a salir más baratos que los convencionales si lo miramos desde un punto de vista de salud y supervivencia de una especie, pero sin pensar en esos casos y solo basándonos en lo estrictamente económico te puedo decir que hay muchísimos productos que salen más económicos.

Uno de los motivos es porque la gran mayoría son reutilizables, hechos con materiales de calidad por lo que nos van a durar años y años.

Por otro lado, cuando hablamos de productos como los jabones, productos de limpieza, dentífricos, etc. que si que se gastan también nos van a durar más porque son mucho más eficaces y con muy poca cantidad tendremos para un buen resultado.

Durante estos años yo he aprendido estos trucos, que quiero compartir contigo para que todo lo que compres le saques la máxima rentabilidad posible:

Champú o jabón sólido:

  • Usar una jabonera que tenga agujeros o que de alguna forma la pastilla no quede en contacto con el agua que ella misma va a drenar, mientras se seca.
  • Aplicar poca cantidad: al ser una pastilla tendemos a pasarla por el pelo más de lo necesario. Sé que no es nada fácil pero tenemos que luchar contra nosotros mismos. Es mejor tener que repetir que pasarte. Por lo tanto, pásala un poco con el pelo mojado, deja tu pastilla y con tus dedos masajea para hacer salir la espuma. Si no te parece suficiente vuelve a pasarla otro poco y así. Con el tiempo le cogerás el truco y a la primera darás con la cantidad necesaria.
  • Ten en cuenta que el acondicionador sólido no hace espuma, así que simplemente pásalo un poco sobre el pelo mojado de medio a puntas y listo.
  • Cuando viajes, antes de meter tu pastilla en la lata de transporte asegúrate que tanto la lata como la pastilla estén secas (yo suelo usar un toalla para secarlos).

Desodorante:

  • Aplica poca cantidad: con los productos convencionales estamos acostumbrados a poner mucha mas cantidad de la que es necesaria con éstos. Los desodorantes están elaborados con productos de calidad, aceites esenciales muy buenos que tienen una alta eficacia. Si nos pasamos de cantidad será incómodo, además nos manchará la ropa y estaremos desperdiciando producto. Como siempre es mejor quedarnos un poco cortos hasta que le vayamos cogiendo el truco.
  • Si usas el desodorante en stick y por el frío está muy duro y no resbala puedes hacer dos cosas: Aplicarlo con los dedos, al tomar el producto tus dedos le darán calor y eso hace que se derrita un poco. O también puedes humedecer un poco la zona con agua y luego pasar el desodorante.

Pasta de dientes:

  • Aplica poca cantidad: lo mismo que comenté con el desodorante. Se que nos cuesta puesto que con las convencionales llenamos el cepillo de dientes. Con los dentífricos que tenemos en la tienda solo necesitarás la medida de un guisante.
  • Asegúrate que todo lo que introduces para sacar la pasta de dientes está bien seco. Sino puede pasar que se creen hongos y bacterias y eche a perder la pasta.
  • Guárdala siempre con el bote bien cerrado.

Cepillo de dientes:

  • Guárdalo en un lugar sin humedad. Estamos acostumbrados a usar el típico vaso sobre el lavamanos para guardarlo, pero éste suele acumular un poco de agua en el fondo. Los cepillos traen una pintura para que resistan un poco esta situación pero no abuses. Intenta que esté lo más seco posible antes de ponerlo en ese sitio.

Jabón en escamas para la lavadora:

  • Pon menos cantidad en cada lavadora: en el paquete indica que se debe poner 150 ml en cada lavado por lo que un paquete nos daría para 146 lavados. Yo aplico sólo 100 ml y me da para 220 lavados. Esta claro que esto va a depender mucho de la suciedad de la ropa de cada uno, lavadora y demás pero puedes probar. De todas formas tal como explico en este post aunque pongas los 150 ml será más económico que lavar con Ariel por ejemplo.
  • Este consejo también es aplicable al jabón de marsella.

Ecoenvoltorios:

  • Sigue al pie de la letras las instrucciones de uso: en la cajita donde viene los envoltorios, viene muy claro como deben de cuidarse, con que alimentos no se deben usar. Por favor, léelo con mucha atención y respétalo. Te durarán mucho si lo haces.
  • Cuando ya se les termine de ir la cera puedes usar la tela para otro uso, ¡seguro que algo se te ocurre!

Compresas de tela:

  • No las dejes secar: es muy importante que cuando termines de usarla la pongas bajo el grifo con agua fría para que se vaya la mayor parte y que luego las dejes en remojo hasta que las puedas poner a la lavadora.
  • No las dobles al tender o al guardarlas.
  • No las metas en la secadora
  • Lávalas con un jabón natural y SIN suavizante.

Bolsas de tela:

  • Lávalas siempre del revés.
  • Se pueden meter en la secadora pero ten en cuenta que hay riesgo que encojan.
  • Evita que si se manchan ésta se seque mucho tiempo.

Maquinillas de afeitar:

  • Sécala bien después de cada uso y guárdala en un lugar seco.

Parecen muchas cosas, pero te aseguro que al final lo integras en la rutina y comienzas a disfrutar del mundo residuo cero sabiendo que no estás gastando tanto.

Y es que rentabilizar tus compras también es sostenibilidad. No olvidemos que de eso se trata, de generar la menor cantidad de residuos posible y por eso cuanto más nos dure un producto más cerca estaremos.

¿Que te han parecido éstos consejos?

El carrito está vacío.